TODO LO QUE NO SABÍAS DE LOS CÓDIGOS DE BARRAS

post

Normalmente lo que si sabemos de estas cosas es que los códigos de barras son esas líneas verticales negras de diferentes colores que se encuentran en alguna parte de los productos o sus empaques, que cuando se pasan frente a una luz roja hace un ruido y el costo del producto se agrega a la cuenta; ese es el conocimiento general de cómo se san los códigos de barras en los supermercados y por eso todo el mundo conoce esa forma, pero no es la única.

Seguro no sabías que se pueden generar códigos de barras online y mucho menos que esto es totalmente gratuitos; tampoco tenía idea de que estos códigos no solo pueden ser leídos por esas luces rojas de los establecimientos, sino que también se puede leer en internet y hasta se pueden usar para inventariar artículos y no solo para cobrarlos y de todo esto vamos a hablar a continuación, presta atención.

Una gran herramienta de logística

Estos códigos son tan buenos y tan utilizados por las empresas por muchas razones, la primera de ellas es que pueden almacenar información y esta puede ser leída por todo aquel que la necesite con solo tener el dispositivo correcto, son universales y eso hace que sean parte importante de las diferentes etapas por las que tiene que pasar un producto para ser abastecido; de hecho, gracias a que los beneficios de su uso se han hecho más evidentes que nunca, es que podemos encontrar sin problemas generadores de códigos de barras online, cuando hace algunos años tenías que acudir a un empresa especializada.

Diferentes tipos de códigos

Este es otro punto que seguramente ignorabas y es que aunque casi siempre estos códigos son puro blanco y negro y son puras líneas verticales, resulta que no todos son iguales, algo que puedes empezar a analizar si cuentas los números de dígitos con los que cuenta cada código, pues pueden ir desde tan solo ocho, hasta ser más de 13 y además, hay códigos que nos muestran números y otros que no y en todo caso, muestren o no, generalmente los que son mostrados no son en sí la información que el código contiene, sino que son solo números de seguimiento de referencia en inventarios y demás.

Hay diferentes tamaños de códigos también, se pueden personalizar como desees y basta con que visites algún sitio de códigos de barras online para que lo compruebes por ti mismo; algunas clases de códigos incluso admiten que ingreses letras en el contenido que se mostrará impreso y por supuesto, en la información a escanear también.

Estándares internacionales

El primero de estos es el UPC, el código diseñado para identificar específicamente productos provenientes de Estados Unidos y Canadá, al menos así fue a los inicios, pero al día de hoy hay poco más de 300,000 compañías de diferentes tamaños que son miembros de este consenso y que utilizan este tipo de códigos que pueden ser leídos perfectamente en Norteamérica o en el país en el que se encuentren bajo dicho parámetro, los banners mas importantes
.

Del otro lado del mundo tenemos la Asociación Europea de Codificación de Artículos, que hace básicamente el mismo trabajo, ser la gestora de los códigos de barras de consumo de 12 países de Europa; quedan fuera muchos países como Japón, Australia y otros grandes exportadores que también necesitaban usar códigos de barras y ellos crearon una nueva asociación que es la GS1 global, donde hay más de 1 millón de compañías afiliadas, provenientes de 150 diferentes países de todos los continentes y asegura que los productos pueden ser comercializados con el mismo tipo de código sin problemas en cada uno de ellos.